Aunque a priori parezca algo sencillo y que no hay que pensar mucho, el tema de qué cerradura elegir es muy importante. Debería meditarse con calma. Está claro que el principal objetivo que buscamos en una cerradura es que ésta sea una cerradura segura. Que mantenga a salvo lo que más nos importa. Pero además del nivel de seguridad, a la hora de elegir una cerradura debemos tener en cuenta una serie de factores.

Cerrajeros Desconnexio no solo queremos resolver tus incidencias en el mundo de la cerrajería. También queremos descubriros sus entresijos para que seáis unos pro y sepáis escoger lo mejor siempre. ¡Seguid leyendo!

 

¿Quieres dormir tranquilo por las noches?

 

Los factores que hay que tener en cuenta antes de tomar la decisión de qué cerradura instalar, son los siguientes:

Tipo de puerta

En primer lugar hay que analizar el tipo de puerta en la que quieres instalar la cerradura. No todas las puertas admiten todo tipo de cerraduras (debido a su grosor, sus materiales o hacia dónde se abre).

Según la puerta en la que se vaya a colocar, las cerraduras pueden ser cerraduras  externas o cerraduras empotradas.

Las cerraduras externas o de superficie, son aquellas que se colocan de manera superficial sobre la cara interna de la puerta. Son perfectas para añadir un plus de seguridad o para hacer un cambio de cerraduras sin producir daños en ella.

Las cerraduras empotradas están, como su nombre indica, colocadas en el interior de la puerta. Son las más utilizadas para proteger las viviendas.

Bueno y por supuesto, si es una puerta de chichinabo que con un solo puñetazo se rompe,  no merece la pena que inviertas una cantidad ingente de dinero en una cerradura. ¡Van a entrar igual! En ese caso, es mejor que inviertas en una buena puerta con su correspondiente cerradura.

Lugar en el que quieres ponerla

El lugar en el que la quieres colocar influye, y mucho, a la hora de escoger el tipo de cerradura.

No es lo mismo si quieres proteger a tu familia y tus bienes más preciados o si en los baños de un establecimiento quieres poner una cerradura para evitar intrusiones cuando está ocupado. Aunque los más pudorosos pondrían mil candados para evitar situaciones incómodas mientras realizan sus necesidades, lo normal es escoger cerraduras más sencillitas para separar y dar intimidad a ciertos espacios de un mismo local. Estos tipos de cerraduras suelen ser cerraduras con pestillo o simples cerrojos, para evitar el uso de llaves.

En cambio, en las viviendas se suelen colocar cerraduras mucho más seguras. Hay 7 niveles de resistencia de las cerraduras, siendo el 1 el más bajo y el 7 el más alto. Valora la tranquilidad de tu zona para decantarte por un nivel u otro, pero lo que sí que te recomendamos encarecidamente es que cuente con un sistema antibumbing.

El bumping es una técnica para abrir cerraduras sin forzarlas. Se talla una llave y se inserta en la cerradura mediante golpecitos. De esta manera, poco a poco, se van separando los pitones del bombillo y se consigue liberar el giro de la llave. ¿No parece sencillo? Pues lo es más de lo que nos gustaría. Así que no lo dudes, instala siempre cerraduras antibumping estés en el lugar en el que estés.

Coste económico

Por supuesto, hay que tener en cuenta el dinero que puedes invertir en tu nueva cerradura. No siempre la seguridad es directamente proporcional a un elevado precio, pero suele ser así.

Pero claro, es mejor invertir en una buena cerradura y ahorrarnos disgustos venideros a poner una cerradura barata y que hasta un manco pueda abrirla.

Si necesitas algo más o sigues teniendo dudas sobre este tema, no dudes en navegar por nuestra web o contactarnos. En Cerrajeros Desconnexio somos expertos cerrajeros 24 horas en Barcelona, así que estamos preparados para atenderte y resolver todas tus dudas sobre el extenso mundo de los servicios de cerrajería. ¡Te esperamos!